Uno de los mejores momentos del otoño es cuando por fin podemos volver a usar botas, pero ¿te ha pasado que al combinarlas con vestidos algo no resulta? La fórmula secreta está relacionada con la formalidad del vestido. Pon atención a los siguientes tips y convierte este tipo de outfit en tu must del 2018.

  • Vestidos de día: Para este tipo de look las botas planas y a media pierna son la mejor elección. El color camel, en especial, es la mejor opción, ya que lo puedes combinar con todo y siempre queda bien.
  • Vestidos de noche: Las bucaneras son ideales para lucir tus piernas con un vestido de noche corto informal. Si las usas con tacón, estilizarán tu figura. Al ser algo de noche, pero no formal, puedes arriesgarte y usar botas con un color atrevido o estampados.
  • Vestidos formales: Si tienes que ir a un evento o al matrimonio de tu mejor amiga, ¡no puedes dejar de tener un par de botines con tacón! Las líneas sobrias y minimalistas son ideales para los vestidos de cóctel o de fiesta.
  • Un tip que no está de más: Si te encanta salir de noche, existe un tipo de calzado que no puede faltar en tu closet: las botas peep-toes. Son muy cómodas, elegantes y un gran complemento para cualquier salida.