Los jeans o pantalones blancos llevan temporadas asomándose en nuestros outfits. Y con este ícono de la moda sucede lo contrario que con muchas prendas: no son sólo para usar en verano. Sin embargo, pese a que esta es una lección que, gracias a las francesas aprendimos hace temporadas, son muchas las que todavía se resisten a adentrarse en este cambio de la moda. ¿Lo cierto? Es que si tus outfis desean sacar aplausos, no debes resistirte a esta movida trendy.

Pero si algo trae consigo la moda son las ganas del cambio constante. Ya se sabe que la moda ni se crea ni se destruye -sólo se transforma- y, quizás por eso, los jeans o pantalones básicos que hace un par de temporadas dieron paso a todo tipo de formas -también en blanco-, vuelven en gloria y majestad este 2019 y se convierten en una de tantas opciones posibles a la hora de crear un look.

Si hablamos de formas, tonalidades y estilos, este 2019 los pantalones y jeans blancos vendrán con toques satinados, fabricados en lino o en su formato clásico, de mezclilla, apitillados o acampanados, pero siempre a la cintura, ¡estilizándote como nunca!

Y como el boom de esta prenda no se detiene, a la hora de combinarla encontramos todo tipo de opciones, aptas hasta para los gustos más complejos. Desde total looks que nos convierten inevitablemente en el centro de atención más inmaculado, a pantalones palazzo con sandalias u opciones relajadas para el día a día. Dos cosas son seguras: Uno, acabarás sucumbiendo de una forma u otra. Y dos, ¡no importa la temporada! Los pantalones blancos han llegado para quedarse y no importa la hora del día ni la temperatura del año.

Este año digamos adiós, no definitivo, a los pantalones negros y asumamos que los blancos son igual de favorecedores. Además, cuando se alían con colores vivos y más afines a la primavera, la mezcla es insuperable.

 ¿Ya tienes los tuyos? ¿Cómo los combinas? ¡Nos encantaría saber tus tips!