Se acaba el frío, aparece el sol y existen una serie de cosas que no pueden faltar en nuestro bolso: ¿el más esencial? unos lentes, llenos de estilo, que protejan nuestros ojos de la luz solar. Las gafas de sol son un complemento clave para el día a día, y las tendencias de esta primavera apuntan totalmente al pasado: O son lentes muy grandes o muy pequeñas. ¿Nuestro consejo? No dejar ninguna de lado y optar por una y otra en función del resultado que quieras conseguir.

Lentes de sol mini

Las microgafas se han convertido de un momento a otro en un accesorio fundamental para las bloggers más trendy del mundo. En cuanto a modelos, reinan aquellas con formas geométricas o de estilo futurista, que añaden un toque dark y alternativo a cualquier look. Empezaron como una extravagancia en algunas revistas hasta a formar parte del street style y ser protagonistas en desfiles de las más conocidas marcas. En los 80s se conocieron como “skinny glasses” y hoy regresan después de años olvidados. Con un estilo único, se convierten en un accesorio que no puede faltar en tu outfit si quieres ser el centro de todas las atenciones.

Gafas XXL

Desde hace varias temporadas, los lentes de estilo big son un must have y accesorio imprescindible a la hora de crear looks. La diferencia es que hoy se llevan con tamaños más exagerados, con formas extrañas y por todos los colores del arcoíris. ¿Las que no puedes dejar de tener? Aquellas que te recuerdan el Hollywood de los años 60s y 70s. Ahora si hablamos de ocasiones, son ideales para ir al trabajo o eventos formales, siendo la compañía perfecta de vestidos de corte retro o los tan amados pantalones palazzo.