Hace unos años la idea de vestir colores claros en invierno podría haberte causado más de un dolor de cabeza. ¿Cómo los combino? ¿No sentiré más frío? ¿Cuál es el momento ideal para utilizarlos? Serían las preguntas que no habrías dejado de hacerte. Sin embargo, por sorprendente que nos pueda parecer, entre los tonos que van a estar de moda este otoño invierno figura una tonalidad pastel que adoramos utilizar en verano.

¿De qué hablamos? Del amado verde menta, el que lo vamos a ver de mil formas diferentes, incluso protagonizando los estampados must de la temporada.

Mujer con vestido y cartera color verde menta

Los estudios de psicología del color indican que se trata de un tono relajante que induce a quién lo mira, una sensación de paz y armonía; y en asuntos de moda es capaz de adaptarse a todo tipo de estilos, desde los más femeninos a los que prefieren un toque rebelde.

Fueron los desfiles de las firmas de moda más importantes los que nos dieron los primeros indicios de la aparición, invernal, de este color. Pero ya sabemos que a la hora de llenar de bellezas nuestro closet, no será una, sino varias las prendas de este color las que abundarán, inclusive los abrigos de piel sintética, los que sin decir adiós a su clásico animal print, se dejarán tocar por esta tendencia y te llamaran a lucirlos en todas partes.

Si las pasarelas y las famosas se han aliado con este color para triunfar en sus mejores outfits, el street style no se queda atrás con el tono más soñado del momento. El verde menta se ha convertido en el nuevo color más visto en los vestuarios de las bloggeras.

A pesar de que el rojo es uno de los colores que más se suele llevar en invierno, el verde menta estará a pasos, o sino en la misma categoría, a la hora de escoger un color que abunde en tu look. ¿Y sabías que se intensifica en contacto con colores más oscuros de la misma gama? ¡Por eso no dejes de mezclar prendas que lo lleven!