Amal Clooney, la abogada que pasó de mujer de negocios a celebridad de Hollywood después de su matrimonio con George Clooney, parece tenerlo todo: una carrera exitosa, un hombre ideal, gemelos adorables y un estilo envidiable.

La abogada tiene los ojos del mundo puestos sobre ella, ya que además de participar como defensora de derechos humanos en mediáticos casos vinculados a Isis o como ayudante en la lucha contra la extradición del fundador de Wikileaks, Julian Assange, también es una devota fanática del estilo y la moda, enloqueciendo a los paparazzis cada vez que la encuentran en la calle o en una alfombras roja.

Según Vogue, el estilo de la abogada se podría definir como Classic Workwear, ya que Amal suele utilizar un estilo profesional y clásico a la vez, como aquel que solíamos ver en nuestros iconos de moda favoritos como Audrey Hepburn y Coco Chanel. Este estilo ha sido una inspiración para las mujeres del mundo que se adhieren a los mismos códigos de vestir formal para el ámbito profesional.

La mujer de George Clooney rara vez varía de su paleta de colores favorita: negro, navy, crema y rojo, y si utiliza algún print, lo hace dentro de la misma esfera.

Podemos decir que la inversión de Amal se encuentra principalmente en sus accesorios, confecciones, carteras y zapatos, los cuales armoniza a la perfección para obtener looks inolvidables.