Incorpora una blusa a tu clóset y ¡tus outfit estarán listos para triunfar! Esta prenda por la que muchos no apuestan, es en realidad tremendamente versátil y llena de estilo. ¿Quieres saber cuál es el modelo ideal para ti? Te contamos que son cinco y que, con muy poco, ¡lograrás demasiado!

 Un homenaje a lo victoriano

Las blusas con estilo victoriano siempre estarán a la moda. Sus cuellos altos y mangas vaporosas son ideales para añadir un toque distinto a tu look final. ¿Cuál es la mejor versión? ¡Definitivamente la estampada! Si optamos por una, el resultado será mejor que nunca. Floreada, rayada o con lunares, la decisión es tuya.

 Escotes perfectos

Existen escotes que, además de estilizar, aportan todo un detalle importante a tu tenida. Ya sea para vestir de noche o para un look de día, estas blusas son ideales para las que quieran marcas la diferencia sin invertir mucho tiempo.

Si las combinas con jeans, obtendrás un total look por excelencia.

Rayas, rayas y más rayas

Si buscas un diseño que estilice, ¡las líneas verticales se han creado para ti! Versátiles y chic, así son las blusas que llevan este print. Por el contrario ocurre con las rayas horizontales, ya que en vez de disimular y estilizar, producen el efecto contrario.

 Simple y anudada

Las blusas básicas son las amoldables y, sí las anudamos en la cintura y abrochamos solo algunos botones, lograremos un look moderno e informal.

¿Cómo lucirla? Combinada con unos pantalones de tiro alto: Éxito asegurado.

 Total color

Las camisas de colores suaves estilizan con su sola presencia y anuncian ser las tonalidades perfectas para triunfar.Si optamos por una versión oversize y la combinamos con unos pantalones de tiro alto, lograremos marcar la cintura y estilizar nuestras curvas.