¡Ha llegado el momento de que guardes los zapatos formales! Estaño las zapatillas toman el mando y llegan a las oficinas para dejarnos trabajar cómodas, pero sin perder lo chic. Son el must have de esta primavera pero, ¿qué tiene de especial ir a la oficina en zapatillas? Para nosotras no es solamente una nueva práctica, sino que hay looks que directamente son mejores con zapatillas que con otro tipo de calzado: el contraste entre estilos crea una fusión increíble. Y ya que sabemos que los opuestos se atraen, te damos, a continuación, algunas ideas.

Con faldas o vestidos: Esta mezcla no desaparece del streetstyle y ya le otorgamos amor eterno. No importa lo sencillas y discretas que sean: las zapatillas tienen la total capacidad de modernizar cualquier outfit por más tradicional que sea. Una chaqueta a cuadros y una falda de silueta a hoy pide a gritos un calzado que le reste sobriedad y lo rejuvenezcaY si te decides por unas blancassu color es ideal para romper con el monocromatismo.

Pantalones: Los jeans o pantalones pitillo son la compañía ideal de cualquier par de zapatillas, pero nuestro enamoramiento va directamente ligado a los looks que las combinan con trajes de chaqueta estilo blazer y pantalones o shorts formales. Si optas por un pantalón acampanado o de estilo palazzo, de seguro sacarás aplausos.